Opinión

La justicia en reversa

Rebuscando entre diversas opciones para que Guillermo Padrés no se salga con la suya, pudiera considerarse que le pase lo que hace unos años al exgobernador de Quintana Roo Mario Villanueva,

quien al ser puesto en libertad por un fallo judicial similar al que favoreció al exgobernador de Sonora, de nueva cuenta fue detenido para fines de extradición, requerido por una corte federal de Estados Unidos, por delitos cometidos en ese país.

No queda más que elucubrar esas cosas para mantener un hálito de esperanza para no ver ni saber libre al sujeto que desfalcó a los sonorenses y que sin embargo, las tradicionales negociaciones en las alturas del sistema político mexicano, lo tienen con un pie fuera de la cárcel, en lo que constituye un revés histórico en la procuración, impartición y administración de justicia de este país.

Además de la opción planeada en el primer párrafo, podría ser factible que la extraña e inesperada omisión de la PGR, de no interponer el recurso de revisión a fallo que exonera al ratero del delito de delincuencia organizada, se debe a que tiene acusaciones de mayor peso y sustentación pericial, porque como se sabe, en materia de delitos, el exgobernador no dejó sentido ningún apartado del Código Penal.

Pero por lo pronto, difícil de describir el estado de ánimo de miles de sonorenses frente a la mascarada que deja tan mal parada a la PGR, ante una sociedad ya de por sí desengañada de las instituciones, prevaleciendo la sospecha de que se trató de un cambalache entre el gobierno de Enrique Peña Nieto y la nomenclatura nacional del PAN encabezada por Ricardo Anaya.


Odracir Espinoza

Piensa mal y acertarás, dice el refrán popular y como en política no hay coincidencias, da que pensar que luego que unas horas antes el TRIFE validara el triunfo de Miguel Riquelme y del PRI al gobierno de Coahuila, la PGR dejara correr el tiempo y no interpusiera el recurso de revisión y un juez absolviera en forma definitiva al corrupto de delincuencia organizada, único delito que impedía llevar sus procesos en libertad.

O pueden ser otro tipo de negociaciones relativas al paquete presupuestal del 2018 o a los jaloneos para las definiciones de las candidaturas presidenciales y las prospectivas del resultado de los comicios, aunque a ojo de buen cubero podría decirse que atribuir esos factores al resolutivo judicial favorable o a las omisiones de la PGR, sería dar mucho nivel a un vulgar ratero o bien en contrario, se ratificaría el poder que le da el haber financiado proyectos y campañas de muchos de la pandilla de Ricardo Anaya.

Como sea, por supuesto que indigna lo ocurrido, que nada más y nada menos, la no impugnación es un duro golpe a la credibilidad en las instituciones; es un golpazo para Sonora, para la gobernadora Claudia Pavlovich y para la Fiscalía Anticorrupción a cargo de Odracir Espinoza, quienes confiando en la justicia, pusieron en manos de la PGR todas las pruebas para que ese proceso culminara con una sentencia de culpabilidad.


Darío Figueroa

Nos desconcierta sobre todo el que hasta por oficio se impugnan esos resolutivos, gravitando además las declaraciones del delegado de la PGR en Sonora, Darío Figueroa, quien también dio como un hecho de que se interpondría el citado recurso de revisión, con la aclaración que la causa contra el exgobernador la llevan las instancias centrales de esa dependencia.

Debe ser muy frustrante para la gobernadora Pavlovich, que nadie mejor que ella conoce la depredación perpetrada por Padrés y su pandilla y sobre todo los efectos de esas raterías y todo lo que ha tenido que hacer para revertir el desastre heredado en todos los ámbitos de la sociedad sonorense.

Desde el ámbito de sus facultades, sin lugar a dudas que ella, procurará allegarse la información respecto a la parsimonia de la fiscalía federal y hará valer los postulados de transparencia y rendición de cuentas que deben prevalecer en este asunto y transmitir a los sonorenses lo ocurrido y en todo caso, si la instancia federal no hace su chamba, que la Fiscalía Sonorense haga la suya y se imputen al rata delitos del orden común que también cometió.

A la exigencia de explicaciones a la PGR se sumó también el dirigente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez, avezado profesional de las leyes, que por supuesto al igual que la gobernadora, está extrañado por la omisión de la fiscalía federal y encabronado ante la posibilidad de que el personaje más corrupto de la historia de Sonora se salga con la suya.


Javier Villareal

De ser definitivo el beneficio judicial referido, se estaría estableciendo negro precedente y no faltan quienes sugieren el nacimiento de un recurso tipo gringo que deberá denominarse la Enmienda Padrés, en la cual podrían acogerse y resultar impunes quienes sustraigan recursos financieros de programas de gobierno, los escondan en bancos y empresas fantasmas en el extranjero, registren al vapor empresas en México para lavarlos y montar toda una organización delictiva para hacer toda esa trama.

También podrían acogerse a la Enmienda Padrés, quienes trafiquen con influencias, desvíen recursos oficiales para enriquecer el patrimonio familiar con emporios hidroagrícolas con presa, plantíos de nogal, batería de pozos profundos; compra de residencias y lujos, y a salvo quedarían defraudadores y evasores fiscales, secuestradores y vendedores de niños, torturadores, así como los imputados de todo ese catálogo de trapacerías que se popularizó durante los seis años del PAN Gobierno en Sonora.

Mención aparte la impudicia de esa mujer, Iveth Dagnino, quien en redes sociales festina la inminente libertad de su chivo feliz y prevé incluso que habrá disculpa pública por el encarcelamiento de su ratero marido, y así anda esa reducida caterva de admiradores y cómplices de la corrupción panista, mientras que en la otra esquina, masiva la frustración, molestia y críticas contra la PGR, con propuestas incluso de linchamiento social en contra de su beneficiario.

Mientras tanto y en asuntos más normales, en multitudinario evento, la gobernadora fue testigo de honor de la reelección de Javier Villarreal Gámez como dirigente estatal de la CTM, ratificando la continuidad que desde hace años se mantiene en esa organización obrera.

Miles de integrantes de sindicatos del cetemio sonorense abarrotaron al CUM y fueron parte de la parafernalia del XVIII Congreso General Ordinario de la Federación de Trabajadores de Sonora, destacando la asistencia de Carlos Aceves, dirigente nacional y del guía moral del obrerismo estatal, Francisco Bojórquez Mungaray, objeto de justo reconocimiento en ese evento.


Epifanio Salido

Reconocemos que luego de la sospechosa actuación de la PGR nos agobió el desánimo y en lugar de procurar la cobertura del evento cetemista, nos ocupamos en procesar y asimilar esa información; a hacer consultas y a rumiar esa abominación “legal”, para concluir que la corrupción en la PGR y judicatura federal no deben hacernos bajar la guardia, ni hacernos ceder un ápice en las exigencias porque la pandilla padrecista vaya a la cárcel y restituya lo que se robaron.

Fue un fin de semana de mucha actividad política, porque ya ven que tal como ya es tradición los sábados y domingo, Antonio Astiazarán encabezó una edición más de la Feria de la Energía, con el fin de afiliar familias que en el corto futuro podrán acceder a ahorros en el consumo de luz, tocando en esta ocasión a vecinos del sector Villa Bonita, de donde nos reportan la presencia de la diputada Kitty Gutiérrez, quien según algunos ya tiene los numeritos suficientes para considerarla competitiva en el proceso de definición de la candidatura a la alcaldía de Hermosillo.

Pues qué bueno que los del PRI tengan una caballada robusta, porque puede ser factor importante para que el municipio de Hermosillo siga siendo administrado de forma decente y eficiente, porque así como se cita a la diputada, también están en la polla Ulises Cristópulos, Ernesto de Lucas, Epifanio Salido, Flor Ayala, sin que tengamos indicios serios respecto a sentones o descartes, porque a esa disputa aún le falta, cuando se menciona que “El Pato” es el mejor posicionado.

A propósito de “El Pano”, histórica la respuesta a su convocatoria para concluir el Serial Sonora este domingo, con casi cinco mil 500 participantes en la caminada, trotada o corrida de tres y cinco kilómetros por vialidades capitalinas, en el marco de una multitudinaria fiesta familiar muy pocas veces vista.

Incansable el popular coordinador parlamentario del PRI en la legislatura estatal, quien también es factor importante en la mesa de negociaciones para sacar el paquete fiscal 2018, frente a un PAN que para colmo se niega a ser parte de la solución del hoyanco financiero que dejaron como gobierno y que frena la inversión pública en la entidad.


Faustino Félix Chávez

Es de esperar que en la comparecencia en comisión del titular de Hacienda, Raúl Navarro Gallegos, se exhiba la relación de la millonaria deuda de corto plazo que la administración estatal pasada transfirió a la actual, a pesar del flujo de recursos etiquetados para pagarla y que fueron a dar al barril sin fondo de la corrupción padrecista.

Son fregaderas que la bancada del PAN se niegue a ese básico acto solidario que conllevaría asumir al menos en parte sus responsabilidades, y no podrán alegar ignorancia del tiradero y ruinas que dejaron, por lo que urge un acto de responsabilidad, porque a como andan en estos días, pareciera que le apuestan a que le vaya mal a los sonorenses con tal de perjudicar a la gobernadora Pavlovich.

Y a propósito de solidaridad, pero esta para los cajemenses, realista el alcalde de Cajeme Faustino Félix Chávez al tener que apechugar el costo de la estancia en Ciudad Obregón de elementos de la gendarmería comisionados en esa plaza para apoyar el combate al delito.

Por supuesto que el munícipe es apoyado por el gobierno del Estado cuando además del mismo cuero salen las correas, prevaleciendo la idea que no hay dinero mejor invertido que el que se utiliza para dar certidumbre y seguridad a la gente.

Samuel Valenzuela

Samuel Valenzuela

Entretelones